Cómo evolucionar el Yamask en la espada y el escudo Pokemon

El método de evolución de Galarian Yamask en Espada y Escudo es uno de los más extraños y confusos de la historia de la franquicia Pokémon. Afortunadamente, hemos elaborado una guía para aclarar un poco más la evolución de Yamask a Runerigus en estos juegos!

Paso uno: Atrapar un Yamask

Yamask no es muy difícil de encontrar – probablemente te encontrarás con algunos en la Ruta 6 entre Stow-on-Side y Hammerlocke, donde están activos en todas las condiciones climáticas. El único requisito para convertir a estos Yamask en Runerigus es una puntuación de 50 CV como mínimo, y los Pokémon de nivel 30+ de la Ruta 6 cumplen esta condición perfectamente. Una Bola Rápida o una Gran Bola debería ser todo lo que necesitas para atrapar una.

Paso dos: Ir al Dusty Bowl

El siguiente paso es donde se pone un poco extraño – tendrás que dirigirte a la zona del Dusty Bowl dentro de la Zona Salvaje, y abrirte camino hacia el mayor de los arcos de piedra (foto arriba).

Paso tres: Debilita tu Yamask

Para evolucionar en Runerigus, Yamask necesita haber recibido al menos 49 puntos de daño. Este daño tiene que venir de los ataques enemigos, ¡no puedes acelerar el proceso usando Maldición para bajar tu propio HP! Aquí hay muchos Pokémon salvajes que pueden causar daño a Yamasco, pero recuerda que no debes dejar que lo noqueen. Tampoco tiene sentido luchar contra los muchos Electrike salvajes que hay aquí, ya que no podrán dañar a Yamask con sus ataques de tipo eléctrico.

Paso cuatro: Caminar bajo el arco

Después de que Yamask haya sufrido 49 o más daños en su HP, está listo para evolucionar. Manteniendo a Yamask al frente de su grupo, camina bajo el gran arco de piedra. Serás detenido por una notificación al pasar por debajo de él, y comenzará la escena de la evolución. Si has seguido todos los pasos correctamente, ¡ahora deberías tener un Runerigus!

Categorías Pokemon

Deja un comentario